Qué es bueno para la circulación de la sangre

Circulación sanguínea del yoga

La circulación de la sangre es una de las funciones más importantes del cuerpo y desempeña un papel fundamental en su salud general. No es de extrañar que el principal componente para mejorar la circulación sanguínea sea el órgano más importante del cuerpo: el corazón. Muchas personas subestiman la importancia de la circulación sanguínea y toman decisiones de estilo de vida que dificultan considerablemente esta función, como fumar, dejar sin tratar los coágulos de sangre y no hacer ejercicio con regularidad. Algunas afecciones causadas por la mala circulación y la salud de las venas pueden desembocar en diabetes y enfermedades cardíacas.

Como ya se ha dicho, una buena circulación sanguínea es parte integrante de una vida sana. Si mantiene un estilo de vida saludable y toma medidas preventivas para protegerse de las enfermedades venosas, obtendrá los siguientes beneficios:

Ahora que entiende los beneficios de tener una buena circulación sanguínea, es importante identificar los diversos riesgos causados por una mala circulación sanguínea. Dejar de realizar actividades poco saludables, como fumar, le ayudará a mejorar su sistema circulatorio, pero es importante que se reúna con un especialista en venas para desarrollar un plan de tratamiento saludable.

Suplemento de óxido nítrico

A pesar de que se piensa que es un problema al que se enfrentan principalmente las personas mayores, la mala circulación sanguínea no se limita a los ancianos. Algunas de las causas más comunes de la mala circulación sanguínea de las piernas son:

La mala circulación de la sangre en las piernas y los pies no sólo es incómoda, sino que puede causar problemas potencialmente mortales si no se controla. Busque siempre asistencia médica si sufre alguno de los síntomas, especialmente si se le ha diagnosticado una de las causas conocidas de mala circulación sanguínea.

Si usted o un ser querido sufren de mala circulación, uno de los primeros síntomas que puede notar es el frío en las piernas y los pies. Por muy desagradables que sean las extremidades frías, la mala circulación puede ser un síntoma de una enfermedad subyacente más grave.

Aunque ciertos factores como la edad y las condiciones meteorológicas pueden afectar a la circulación sanguínea, le recomendamos que hable con un médico especialista en enfermedades vasculares si nota alguno de estos síntomas, ya que los problemas circulatorios no tratados pueden provocar dolencias potencialmente mortales.

Óxido nítrico

La mala circulación de la sangre es un problema de salud común en las personas con enfermedad arterial periférica. Otros factores como el tabaquismo, la inactividad, la obesidad, la enfermedad de Raynaud, la mala alimentación, etc., pueden contribuir a esta afección.

El salmón y la caballa son las variantes de los pescados grasos que son ricos en Omega-3. Se sabe que este componente estimula la liberación de óxido nítrico en el organismo. Este fenómeno provoca un aumento del flujo sanguíneo debido a la dilatación de los vasos.

Las semillas de girasol contienen fitoquímicos, grasas saludables, magnesio, proteínas, vitamina E, selenio y cobre. Estas semillas están llenas de nutrientes y sabor. Se sabe que reducen la presión arterial y mejoran el flujo sanguíneo.

Los plátanos son fácilmente accesibles y sabrosos. Este superalimento contiene potasio que reduce la presión arterial y mejora el flujo sanguíneo. Las personas deben saber que los alimentos salados y fritos pueden aumentar el contenido de sodio en el cuerpo. Esto es peligroso para la salud del corazón y los riñones.

Los cítricos, como las naranjas, el limón, el pomelo, etc., son algunas de las frutas ideales que favorecen el flujo sanguíneo. Estas frutas son fáciles de conseguir en los mercados locales. El consumo de cítricos ayuda a aumentar los antioxidantes en el cuerpo. Esto evita que las toxinas dañen las células.

Cómo aumentar el flujo sanguíneo en el pene de forma natural

¿Lucha contra el frío y cree que puede tener una circulación lenta? Unos cuantos ajustes saludables en tu dieta y estilo de vida podrían marcar la diferencia. Hemos reunido algunas de las mejores formas de aumentar el flujo sanguíneo.

Es obvio: cuanto más se mueva, más sangre circulará por su cuerpo. Una investigación publicada en la revista Circulation en 2003 descubrió que un hábito de ejercicio físico puede ayudar a que los vasos sanguíneos se dilaten, mejorando el flujo sanguíneo.1 Cualquier actividad ayudará, pero sacar la esterilla de yoga podría ser una buena idea: un estudio de la Universidad de Mississippi en 2011 descubrió que el yoga es muy eficaz para aumentar el flujo sanguíneo y los niveles de glóbulos rojos.2

Tanto si eres una persona friolera como si tienes Raynaud, una enfermedad que hace que los dedos de las manos y de los pies sean muy sensibles al frío, mantenerte caliente en general te ayudará, aunque solo sientas frío en las extremidades.3 ¿La mejor manera de atrapar el calor? La mejor manera de atrapar el calor es llevar muchas capas finas, en lugar de una sola.4 También puedes invertir en guantes y calcetines gruesos, así como en calentadores de manos especiales con bolsas de calor desechables.