remedios naturales para la menopausa

Remedios naturales para la menopausia

Cuando llegamos a cierta edad nuestro cuerpo sufre cambios hormonales muy drásticos que pueden resultar realmente incómodos para cualquier mujer.

Si no son muy molestos podremos vivir con ellos, pero también podemos buscar remedios naturales para la menopausa que nos ayuden a paliar los efectos negativos que tiene en el cuerpo femenino.

Te presentamos varias hierbas que pueden ayudar a combatir los sofocos y otras alteraciones que provoca la menopausa, y recuerda siempre consultar a tu médico de cabecera antes de tomar cualquier producto.

Cimicifuga negra


(Actaea racemosa, Cimicifuga racemosa, cohosh negro) Esta hierba ha recibido bastante atención científica por sus posibles efectos sobre los sofocos provocados por la menopausia, y los estudios de su efectividad para reducir los sofocos han producido resultados mixtos.

Sin embargo, algunas mujeres afirman que les ha ayudado. Investigaciones recientes sugieren que el cohosh negro no actúa como el estrógeno, como alguna vez se pensó.

Esto reduce las preocupaciones acerca de su efecto sobre el tejido sensible a las hormonas (p. ej., útero, mama). La cimicifuga negra ha tenido un buen historial de seguridad desde hace varios años.

Ha habido reportes que la relacionan con problemas hepáticos, y esta conexión continúa siendo estudiada.

Trébol rojo


(Trifolium pratense)
En cinco estudios controlados, no se encontraron pruebas consistentes o concluyentes de que el extracto de hoja de trébol rojo reduzca los sofocos.

Sin embargo, al igual que con la cohosh negra, algunas mujeres afirman que el trébol rojo les ha ayudado.

Los estudios reportan pocos efectos secundarios y ningún problema de salud grave con el uso.

Pero los estudios en animales han suscitado la preocupación de que el trébol rojo podría tener efectos nocivos sobre el tejido sensible a las hormonas.

Dong Quai


(Angelica sinensis)
El dong quai o angélica se ha utilizado en la Medicina Tradicional China para tratar afecciones ginecológicas durante más de 1.200 años.

Sin embargo, sólo se ha realizado un estudio clínico aleatorio del dong quai para determinar sus efectos sobre los sofocos, y no se encontró que esta terapia botánica fuera útil para reducirlos.

Algunos expertos en medicina china señalan que la preparación estudiada no era la misma que se utiliza en la práctica.

El dong quai nunca debe ser utilizado por mujeres con fibromas o problemas de coagulación sanguínea como la hemofilia, o por mujeres que toman medicamentos que afectan la coagulación como la warfarina (Coumadin), ya que pueden surgir complicaciones hemorrágicas.

Ginseng


(Panax ginseng o Panax quinquefolius)
La investigación ha demostrado que el ginseng puede ayudar con algunos síntomas de la menopausia, como los síntomas del estado de ánimo y los trastornos del sueño, y con la sensación general de bienestar de la persona.

Sin embargo, no se ha encontrado que sea útil para los sofocos.

Kava


(Piper methysticum)
La kava puede disminuir la ansiedad, pero no hay evidencia de que disminuya los sofocos. Es importante notar que la kava ha sido asociada con la enfermedad hepática.

La FDA ha emitido una advertencia a pacientes y proveedores sobre la kava debido a su potencial para dañar el hígado.

Debido a esta preocupación, el Ministerio de Salud de Canadá no permite la venta de kava en Canadá.

Aceite de Onagra


(Oenothera biennis)
Este producto botánico también se promueve para aliviar los sofocos. Sin embargo, el único estudio aleatorio controlado con placebo (en sólo 56 mujeres) no encontró ningún beneficio sobre el placebo (medicamento simulado).

Los efectos secundarios reportados incluyen inflamación, problemas con la coagulación de la sangre y el sistema inmunológico, náuseas y diarrea.

Se ha demostrado que induce convulsiones en pacientes diagnosticados con esquizofrenia que están tomando medicamentos antipsicóticos.

El aceite de onagra no debe usarse con anticoagulantes o fenotiazinas (un tipo de agente psicoterapéutico).

Usa con precaución


Por supuesto, como con todas las terapias, hay algunos riesgos involucrados. El público generalmente toma las terapias herbales en forma de píldoras de suplemento, no como una preparación hecha directamente de la hierba por un herbolario profesional. No olvides que los suplementos herbales no están tan regulados como los medicamentos recetados.

La cantidad de producto herbáceo, calidad, seguridad y pureza puede variar entre marcas o incluso entre lotes de la misma marca.

Las terapias herbales también pueden interactuar con los medicamentos recetados, resultando en cambios drásticos en el efecto de la botánica, el medicamento, o ambos.

Para estar seguro, informa a tu médico acerca de todas las terapias botánicas que estás contemplando y suspende siempre todos los tratamientos a base de hierbas al menos 2 semanas antes de cualquier cirugía planificada.

Para que sirve el betacaroteno

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Laura Rose Jorge .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Laura Rose Jorge.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.