alimentos buenos para el higado

Alimentos buenos para el higado

El hígado es un órgano vital que juega un papel fundamental en el buen funcionamiento del organismo humano.

Te enseñamos algunos alimentos buenos para el higado y algunas hierbas medicinales que contribuyen al buen funcionamiento este órgano.

¿Cómo funciona el hígado?

El hígado tiene cerca de 20 centímetros de espesor, pesa alrededor de un kilo y se encuentra en el lado superior derecho región abdominal, conectado a la vesícula biliar.

La vesícula biliar almacena la bilis, sustancia importante para la digestión.

Dentro del hígado, hay un tipo específico de tejido que se hace de lóbulos, que transportan sangre y células.

El hígado siempre se comunica con otros órganos digestivos, recibiendo información sobre el nivel de nutrientes disponibles o sobre la presencia de sustancias nocivas para el organismo.

Entre las sustancias nocivas por el cuerpo de las que el hígado es responsable para el filtrado se incluyen medicamentos de venta con receta (incluyendo el acetaminofeno analgésico, comercialmente conocidas como Tylenol), metales pesados o sustancias tóxicas.

El órgano es responsable del proceso de almacenamiento y metabolización de los nutrientes, que a su vez sólo son aprovechados por el organismo después de ser procesados ​​por el hígado.

Una de las principales funciones del hígado es reconocer sustancias potencialmente tóxicas y convertirlas en material inofensivo para ser liberadas en el torrente sanguíneo.

Para que la sangre pueda fluir de forma limpia y suave, es necesario crear un ambiente de calentamiento y nutrición en el cuerpo que ayude al hígado a hacer mejor su trabajo.

¿Cuáles son las principales funciones del hígado?

El hígado es responsable de la regulación de nuestro suministro de sangre.

El órgano está involucrado en el almacenamiento de sangre, posibilitando así la coagulación de la sangre. De la misma forma, es capaz de romper las células sanguíneas dañadas para que puedan ser eliminadas.

Entre las principales funciones del hígado, se destacan:

  1. Acumular y transformar las grasas para su uso como fuente de energía.
  2. Almacenar glucógeno y convertirlo en glucosa. Convertir fructosa y galactosa en glucosa para ser utilizada como fuente de energía.
  3. Convertir proteínas en aminoácidos.
  4. Filtrar las toxinas de la sangre.
  5. Guardar vitaminas y minerales.

Alimentos buenos para el higado

El consumo de alimentos buenos para el hígado es una parte esencial para garantizar la salud del órgano. Sin embargo, algunos otros factores deben ser observados para garantizar el bienestar de este órgano.

Con la ingestión regular de alimentos recomendados y la adopción de un estilo de vida saludable, es posible tener una mejora considerable en la calidad de vida.

Las principales recomendaciones para el buen funcionamiento del hígado son evitar el consumo de alcohol, moderar el consumo de productos dietéticos, no abusar de medicamentos que sobrecarguen el hígado y tener cuidado con la aspiración de productos.

Las bebidas alcohólicas pueden dañar las células del hígado y causar hinchazón o cicatrices.

Con el paso del tiempo, la enfermedad hepática grasienta no alcohólica (DHGNA) puede agravarse a una condición conocida como cirrosis hepática, que puede ser fatal.

A continuación te mostramos los mejores alimentos buenos para el higado:

  1. Aguacate. El aguacate es un alimento rico en grasas saludables y glutatión, un antioxidante conocido por su alto poder de limpieza del cuerpo.
  2. Ajo y cebolla: El ajo y la cebolla, muy utilizados como acompañamiento, condimento y condimento, son alimentos que ayudan al hígado a eliminar toxinas gracias a la alicina, sustancia en la composición de estos vegetales. Además de poseer altas cantidades de alicina, el ajo contiene selenio, otro óptimo aliado del hígado. El ajo es capaz de contribuir al funcionamiento de algunas enzimas, ayuda a eliminar toxinas y facilita el proceso digestivo. aceite de oliva Cada tipo de aceite trae diferentes beneficios para la salud.
  3. El aceite de oliva virgen extra proporcionar la base necesaria de líquido para el proceso de desintoxicación llevado a cabo por el hígado.
  4. Remolacha Beberraba – Beta vulgaris: La remolacha ayuda a purificar y limpiar la sangre, lo que permite al hígado producir nutrientes. Además, es rica en nutrientes que auxilian en la eliminación de toxinas del organismo.
  5. Té verde – Camellia sinensis: El té verde (Camellia sinensis) es una bebida rica en catequinas, antioxidantes conocidos para ayudar a la función hepática. En forma de té, puede proponer diversos beneficios para la salud.
  6. Limón – El limón es una fruta rica en antioxidantes y vitamina C. Ayuda al hígado en la producción de enzimas, contribuyendo a la mayor metabolización de los nutrientes para la obtención de energía. El limón también ayuda a eliminar sustancias nocivas para el organismo. Beber un zumo de limón por la mañana puede estimular el funcionamiento del sistema hepático. Beber agua tibia con limón por la mañana es una práctica ayurvédica que ayuda a limpiar el tracto digestivo de toxinas que se acumularon durante la noche. Además, ayuda a crear un ambiente más alcalino en el cuerpo para equilibrar la acidez de las toxinas.
  7. Manzana: Ricas en pectinas, sustancias que ayudan a liberar toxinas, las manzanas también neutralizan los elementos tóxicos durante el proceso de limpieza realizado por el organismo.
  8. Nueces – Juglans regia: Las nueces poseen glutationas, sustancias importantes para que el hígado realice y su función de limpieza. El alto contenido de arginina ayuda a la desintoxicación de amoníaco.
  9. Pomelo o Toronja – Citrus paradisi: ( Citrus paradisi ) es una fruta rica en antioxidantes y nutrientes de vitamina C que estimulan el hígado para producir enzimas y contribuir a su desintoxicación.
  10. Legumbres y verduras de coloración verde-oscura poseen sustancias esenciales para la limpieza del hígado, además de auxiliar en el proceso de digestión. El brócoli y la coliflor son buenas fuentes de glucosinolato, que soporta la producción de enzimas naturales, capaces de eliminar sustancias cancerígenas y otras toxinas del cuerpo. De esta forma, pueden reducir significativamente los riesgos asociados al cáncer.

Las verduras de hoja verde pueden ser comidas cocidas, crudas o en forma de jugo.

Son extremadamente ricas en clorofila y eficaces en absorber toxinas del torrente sanguíneo. Con su capacidad de neutralizar metales pesados, pesticidas y productos químicos, estos alimentos ofrecen una gran protección para el organismo.

Las verduras como la achicoria, el diente de león, o las espinacas ayudan además en el flujo de gases y a estimular la producción de bilis, también son alimentos buenos para el higado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Laura Rose Jorge .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Laura Rose Jorge.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.